Cómo dejar de comerse las uñas

Rate this post

Tanto en niños como en adulto comerse las uñas es un mal hábito, más común de lo que nos imaginamos. Inicialmente podemos verlo como un defecto, pero detrás de esa costumbre pueden estar escondiéndose situaciones que afecten que estén afectando a la persona.

Es hábito es conocido como onicofagia, que tiene implicaciones no solo a nivel estético sino para la salud también, es considerado además una manía psicológica. Las uñas al estar en contacto con la boca, se puede transmitir algunos virus y bacterias que pueden amenazar la salud, además que al morder las uñas se pueden estar dañando los dientes, las mismas uñas y las encías.

¿Por qué las personas se comen las uñas?

Cuando un niño empieza a morderse las uñas, puede ser por curiosidad, porque vio a otra persona hacerlo o por consuelo, es necesario estar atentos a sus comportamientos porque también puede significar que el niño este empezando a sufrir de ansiedad, miedo, estrés, ira, frustración o tristeza.

Para muchas personas, este hábito es algo hasta rutinario, en ocasiones ni se dan cuenta que tienen la mano en la boca, normalmente es por ansiedad, nerviosismo, y hasta aburrimiento.

Es una forma de aliviar las tensiones, pero la frustración y la soledad pueden causar el mal hábito. Para algunos la genética es la causa por la cual se muerden las uñas.

Para hacer más comprensibles las causas por las cuales las personas se comen las uñas, las dividiremos e dos aspectos:

  • Causas Externas: Puede ser provocado por los problemas con las parejas, nerviosismo, ansiedad, los problemas cotidianos como; presentar un examen, alguna situación particular en el trabajo, problemas económicos, es decir, cualquier sobresalto que se pueda presentar en la vida diaria, por lo general las personas que presentan estas causas, pueden llegar a controlar el impulso de comerse las uñas.
  • Causas Internas: El descontrol emocional, el cual puede estar causado por alguna trauma vivido, maltrato de algún tipo, celos, problemas de autoestima, necesidad de auto castigarse, si la personas llegan a morderse demasiado las uñas, entran es este nivel de auto castigo. Principalmente puede existir algún tipo de alteración en el sistema nervioso, en este caso a las personas se les hace más difícil dejar el mal hábito.

Puede parecer que sólo es una mala costumbre que hace ver mal a las personas, pero la onicofagia puede llegar a ser un problema que requiera de mucho cuidado, debido que trae consecuencias que pueden ser dañinas para la salud.

Consecuencias de comerse las uñas

Para evaluar las consecuencias que tiene el mal hábito de comerse las uñas, es importante tomar en cuenta los factores físicos, psicológicos y emocionales.

  • Las uñas no crecen: Cuando son mordidas desde la base esto hace que su crecimiento sea más lento, y cuando lo hacen, no crecen de la mejor manera, ya que al ser mordidas no tendrán la mejor apariencia porque irán creciendo de forma dispareja.
  • Provoca mucho dolor: Al morder la uña con tanta intensidad que llega hasta la parte más profunda del dedo, o cuando se muerde la cutícula a tal punto que sale sangre, esto por supuesto que produce dolor y en ocasiones muy fuerte. Se hace casi imposible hacer actividades cotidianas que amerite usar los dedos, como escribir en la computadora, o abrir un empaque o simplemente al estar en contacto con cualquier otro objeto, se siente un intenso dolor que puede durar varios días en sanar de nuevo.
  • Contagiarse de enfermedades bacterianas: Debido a que las manos están en constante contacto con diferentes objetos, que pueden estar sucios o contaminados, las uñas se convierten en el sitio ideal para que las bacterias proliferen. Al llevarse estos dedos contaminado la boca, dichas bacterias van directo a la mucosa, en donde entran al organismo y causan diferentes malestares.
  • Problemas en los dientes: Este mal hábito puede llegar a causarle daño a los dientes, debido al esfuerzo que se hace al morder las uñas, que por lo general se hace con los dientes de la parte frontal, puede llegar a debilitarlos y causar un desgaste en el borde, provocado por la pérdida del esmalte. Además en ocasiones causa mal aliento.
  • Factores emocionales: es muy común ver a las personas que tiene esta costumbre, estar escondiendo sus dedos cuando están compartiendo con otras personas, derivándose la baja autoestima, la vergüenza, la tristeza y frustración. Esto causa problemas sobre todo en las mujeres debido a que los estándares de belleza les exigen tener unas manos muy impecables y bien cuidadas.
  • Enfermedades infecciosas: al morderse las uñas esta vulnerable a sufrir una enfermedad que se llama paroniquia, que es una infección en los dedos que ocasiona producción de pus, hinchazón y enrojecimiento. Esto de desarrolla en las heridas que están en la piel y al estar en contacto con la saliva se infectan. También se puede llegar a padecer de hongos debido a la debilidad y a la humedad que se encuentra con frecuencia en los dedos.

Trucos para no comerse las uñas

Si pones estos sencillos trucos en práctica, con mucha dedicación y fuerza de voluntad tendrás buenos resultados:

  1. Evaluar las causas: en primer lugar se debe analizar cuál es la razón que te hace desear tener las manos en la boca, luego tienes que descifrar de cuáles son las situaciones que te llevan a caer en el hábito, como por ejemplo, cuando tienes algún examen, cuando estas por recibir una noticia, entre otras, además debe de elegir cualquier actividad que haga que evite que te muerdas las uñas, como escribir, bailar, leer un libro, hacer algún deporte. Así ayudaras a tu mente a distraerse y no pensar en comerse las uñas.
  2. Fuerza de voluntad: Como en cualquier proceso de superación de un mal hábito, se debe tener total convicción de querer hacer las cosas bien, es importante tener en claro que no va a ser un proceso fácil pero que tendrá sus recompensas.
  3. Utiliza plantas: En lugar de morderte las uñas, mastica alguna planta, como las ramas de apio, las hojas de menta, o cualquier otra que sea de tu agrado, esto te ayudara mucho porque tendrás la boca ocupada. Puede llevar estas plantas contigo si sabes que vas a pasar algún momento estresante.
  4. Consume chicle sin azúcar: puedes utilizar aparte de las plantas, chicles o caramelos que puedas masticar para controlar los deseos de llevarte los dedos a la boca, además mantendrás un a liento fresco.
  5. Aplicar laca para uñas: Se puede adquirir en las farmacias algunos esmaltes que son transparentes y que son de sabor amargo, para que evites comerte las uñas, aplica una capa diaria y cuando desees dejar de usarlo se quita con cualquier quita esmaltes.
  6. Colocarse uñas postizas: Esto es por supuesto en el caso de las mujeres, pueden valerse de esta estrategia de belleza para ayudar a que crezcan las uñas y para evitar mordérselas, ya que no será la misma sensación y que de seguro no querrás arruinar el trabajo que te costó algo de dinero.
  7. Utiliza áloe vera: El áloe es una planta muy beneficiosa para el organismo y para la piel, pero tiene un olor y un sabor desagradable, utiliza este truco para evitar morderte las uñas, colocando cada vez que puedas un poco del gel que tiene esta planta en su interior en tus dedos, para que evites comerte las uñas, el mal sabor de esta planta te lo va a impedir.
  8. Utilizar curitas: Coloca en todos tus dedos todos los días las banditas que se le colocan a los niños cuando sufren alguna herida leve, esto protegerá tus dedos a la hora de que quieras comerte las uñas, cambiarlas cuando te bañes o cuando necesites tenerlas frescas y limpias, después de un tiempo vas a notar como van creciendo.
  9. Colócate guantes: un buen aliado a la hora de evitar morderte las uñas son los guantes, en invierno no pueden faltarte y en verano puedes colocarte guantes de látex en tu casa con un poco de crema humectante para que se te hidraten.
  10. Evita los estimulantes: La Onicofagia está relacionada estrechamente con la ansiedad, es por ello que debes evitar las debidas estimulantes como el café, el té verde, las bebidas alcohólicas, o los refrescos con cafeína.
  11. Busca un pasatiempo: Debes buscar una actividad que distraiga tu mente, además de adquirir nuevos conocimientos, puedes descubrir una nueva pasión, estas pueden ser: correr, bailar, decorar tu casa, tejer, cocinar, entre otras, es recomendable hacer trabajos con barro o con jardinería para que la sensación de tener las manos sucias aleje el deseo de llevarse las manos a la boca.
  12. Lleva siempre una lima contigo: al tener siempre las uñas perfectas no te darán ganar de arruinarlas con los dientes, además que distraerás tu mente al momento de limarlas y se te irán las ganar de comerte las uñas.
  13. Divide tus metas por etapas: si ves que se te hace muy difícil cambiar la mala costumbre de una sola vez, entonces ve poco a poco, puedes comenzar por dejar de comerte las uñas de los dedos pulgares primero, cuando veas el avance continúa con los demás dedos para ver la diferencia total.

Remedios caseros para dejar de comerse las uñas

Esta costumbre de morderse las uñas se puede solucionar con un poco de paciencia y muchas ganar se logra, te puedes ayudar de algunas cosas que quizás tengas al alcance de tus manos:

  1. Aplicar productos amargos: Puedes colocar algún aceite esencial, ya estos son normalmente amargos y te ayudaran a que evites llevarte las manos a la boca. Los más recomendados son el aceite de naranjo amargo o el aceite de neem. Aplicar con un algodón en todos los dedos, de seguro debes aplicar varias dosis al día, debido a que la piel lo absorberá.
  2. Beber infusiones relajantes: Las hierbas relajantes pueden ayudarte a que controles tus niveles de ansiedad y de nerviosismo, ya que estos son las principales causas de la onicofagia, puedes utilizar la valeriana y pasiflora para lograr tus objetivos.
  3. Masticar raíces o chicle: Puede sonar algo raro, pero esta es una manera eficaz de dejar de comerte las uñas, ya que puedes distraer la mente con estas alternativas, utiliza un chicle sin azúcar y puedes morder raíces de jengibre o palitos de regaliz, las baritas de apio también pueden servirte.
  4. Colocar ajo y limón: Además de los aceites amargos puedes emplear en tus dedos estos productos que seguro tendrás en tu cocina, puedes aplicar ajo, limón, pimienta negra y hay algunas personas que se colocan ají picante pero debes tener precaución porque podrías lastimarte la boca e incluso los ojos.

¿Cómo evitar que los niños se coman las uñas?

Es importante controlar esta manía si lo hacen desde pequeños para que luego no se haga una costumbre que perdure a medida de que vayan creciendo. Es fundamental contar con la ayuda de los padres porque los niños no sabrán por sí solos como superar este hábito.

  1. Explícale que le hace daño: Se les debe enseñar que al comerse las uñas, tendrán una serie de consecuencia que le perjudican en su aspecto y en su salud, todo debe hacerse acorde a su edad.
  2. Se debe reconocer la causa: Al igual que los adultos es importante conocer la causa o los momentos en los que inician las ganas de morderse las uñas, los padres deben estar atentos si lo hacen cuando estas esperando hacer alguna actividad, o si lo hacen cuando están distraídos, como al ver la televisión o al pasear en el auto.
  3. Sustituir la manía con otra actividad: Cuando el niño o la niña estén comiéndose las uñas los padres pueden animarlos a que hagan otro tipo de actividad sin que se den cuenta, como colorear, jugar con el perro, recoger los juguetes, armar un rompecabezas, entre otros. Lo importante es lograr que se olvide de que quería morderse las uñas.
  4. Colocar un esmalte para uñas: Se les puede colocar un esmalte para uñas apto para niños, su sabor les resultará desagradable y no se llevarán las manos a la boca.
  5. Felicitarle cuando avance: Se debe reconocer y felicitarle cuando deje este hábito, recompensa con algún premio su logro, no tiene que ser algo costoso, puede ser simplemente prepararle su postre favorito o mirar juntos su película favorita.

Lo fundamental a la hora de ayudar a que el niño o la niña deje de comerse las uñas es no reprocharle que está haciendo algo que es malo, porque esto le causará más estrés y ansiedad y lo que se hará es intensificar la conducta, se debe tener paciencia, amor y mucha constancia.

Deja tu comentario