Cómo dejar de fumar

5 (100%) 2 votes

Antes de buscar las alternativas funcionales para dejar de una vez por todas, el vicio del cigarrillo, es importante que entendamos de donde proviene esta fatal adicción. El fumar nos afecta a todos, no sólo a la persona que es fumadora activa, también a los que están alrededor, llamados los fumadores pasivos.

Por ello es importante educarse en todo lo relacionado a este problema, desde donde comienza hasta las alternativas para dejarlo por completo. Esta es una de las principales causas de muertes en el mundo.

¿Por qué las personas fuman?

Por lo general la mayoría de las personas comienzan a fumar siendo muy jóvenes, mayormente cuando en su entorno tienen a una o varias personas fumadoras; las razones que presentan los adolescentes son, que sentían curiosidad, porque querían estar a la moda o porque los demás lo hacen.

La publicidad que ofrecen las tabacaleras, es cada vez más influyente en la sociedad y sobre todo en los jóvenes, utilizando el mercadeo para mostrar el acto de fumar como algo emocionante, divertido, que además los hará populares entre sus amigos. Atrayéndolos a través de videojuegos,  internet, de la televisión y por medio del cine, mostrando a los actores fumando, aprovechando que representan una gran influencia en la actualidad.

Otro poder influyente e importante es el uso del cigarrillo electrónico o vaporizadores, publicados como inofensivos para la salud; los ofrecen como el sustituto para el cigarrillo. Estos dispositivos se adquieren de manera fácil y es una forma sencilla de empezar a practicar la inhalación.

¿Quiénes tienden a volverse Adictos al cigarrillo?

La Adicción no tiene discriminación, no percibe sexo, edad, ni condición social, cualquier persona que use o pruebe el cigarrillo está propensa a volverse adicto; lo común es que la mayoría de las personas que ya se han vuelto adictos al tabaco lo iniciaron en la adolescencia. Diferentes estudios demuestran que 9 de cada 10 adultos fumadores se iniciaron en el hábito antes de los 18 años, estas cifras no tienen un futuro alentador, ya que también se estudia y se considera que 3 de cada 4 adolescentes se convertirán en fumadores adultos.

Por estas alarmantes razones, es de vital importancia la prevención, como principal manera de evitar caer en la adicción del cigarrillo. Debido a que en la sociedad es tan común este hábito, es necesario realizar acciones que hagan que las personas, sobre todos los jóvenes rechacen el contacto con el tabaco. Es más fácil prevenir que dejar de fumar.

Medidas para evitar convertirse en un fumador

  1. Informar: Lo primero que se debe hacer para lograr evitar que las personas se conviertan en fumadores, es informar las reales consecuencias que derivan esta adicción, explicando con detenimiento las enfermedades que produce y lo difícil que es dejarlo cuando ya se encuentran sumergidos en la adicción. La mayoría de las personas saben que tienen un riesgo de padecer enfermedades debido a este consumo, pero al parecer no es suficiente porque cada día crece más la cantidad de fumadores y cada vez son más los adolescentes que comienzan a hacerlo.
  2. Hacer que las personas reflexionen: Sobre todo a los jóvenes hay que hacer que ellos mismos razonen sobre lo nocivo que es para la salud el fumar, ya que si les impone, que no deben de fumar por nada del mundo, sin hacerle recapacitar que es por su bien, estos pueden adoptar una actitud de rebeldía y hasta caer más rápido en este vicio.
  3. Motivar para no fumar: Es más común ver como se motivan a las personas a hacer cualquier actividad, pero no se hace de este modo con las que se deben evitar o las que no se deben hacer. Ya que la información no parece ser suficiente, porque cada vez hay más personas fumando es necesario crear la motivación para libres de humo de cigarrillo.
  4. Dar el ejemplo: Si la persona que está motivando a los demás a que no fumen es adicto al cigarrillo, como se espera que su mensaje sea escuchado. El ejemplo es la mejor manera de enseñar.
  5. Darle valor positivo a la vida: Al verle el lado bueno de la vida, la importancia y los beneficios de cuidarse, es difícil que se hagan actividades que de algún modo la afecten o la dañen; las personas tendrán más conciencia de que el hábito de fumar daña altamente la calidad de vida.
  6. Realizar actividad Física: Tener un buen estilo de vida, incrementar las actividades saludables es una buena forma de evitar el consumo del cigarrillo, debido a que la mayoría de las personas que realizan alguna actividad deportiva tienen como meta el cuidado de la salud y por tanto no caerán en vicios.

Después de conocer las alternativas de prevención para no fumar, es importante saber por qué las personas tienden a caer en este vicio, a continuación mostramos las razones más comunes por la cual la gente fuma.

Razones principales por la cual las personas fuman

Existen diversas razones por la que las personas tienden a caer en el hábito de fumar, las más comunes son:

  • Para relajarse: Utilizan el cigarrillo como un apoyo emocional o porque les gusta el sabor. Después de estar en constante trabajo o bajo presión se fuman un cigarrillo para sentirse mejor.
  • Cuando necesitan un descanso: Si están bajo mucha presión por las cosas cotidianas de la vida. Toman el momento en el que están fumando como un momento para escapar de los problemas.
  • Para socializar: En los ambientes sociales es donde más se incentivan los individuos a fumar creen que se ven populares o que pueden iniciar conversaciones.
  • Por adicción física: Debido a la droga que contiene que es la Nicotina, cada vez más personas se vuelven adictas, mientras más fumen más riesgos tienen las personas de caer en la adicción física.
  • Para estimularse: Muchas personas fuman para mejorar su estado de ánimo, piensan que pueden recobrar fuerzas para seguir con aquellas actividades estresantes.
  • Por Hábito: Por lo general quienes llevan tiempo fumando, prenden el cigarrillo de manera automática, sin darse cuenta, ya sea cuando están hablando por teléfono, cuando están leyendo, después de comer o cuando toman una taza de café, es casi que un acto involuntario.

¿Cómo se deja de fumar?

Para la mayoría de los fumadores es muy difícil dejar de lado este mal hábito, la razón principal es la nicotina que se encuentra en el contenido de los cigarrillos, esta es una droga poderosa que crea dependencia. Pero si tienes el enfoque adecuado podrás superar está adicción.

La nicotina es principalmente un estimulante, pero además, también es un agente depresivo. Esto lo que hace es que aumenta la frecuencia cardíaca y hace que las personas se sientan activas, luego provoca depresión y fatiga, llevando a la gente a sentir la necesidad de fumarse otro cigarro para estar nuevamente animados.

Pero no te preocupes, millones de personas han dejado de fumar, ¿si los demás pueden hacerlo, por qué tu no?, solo necesitas tener el enfoque correcto y apoyarte de una buena estrategia que te ayude a dejarlo definitivamente.

  • Ponerlo por escrito: La mayoría de la gente pone por escrito lo que desea obtener o en este caso, lo que quiere cambiar en su vida; anota todas las razones que tienes para dejar de fumar, ya sea que va mejorar su salud o que gastarás menos dinero, o lo que tu sientas que representa un beneficio para ti, colocarla en lugar visible en el que recuerdes siempre esas razones y que puedas agregarle más a medida que vayan pasando los días.
  • Busca apoyo: Es importante sentir el apoyo de los seres queridos en cualquier momento difícil que se presente en la vida, para dejar de fumar es lo mismo, tener la ayuda de la familia o de los amigos es parte fundamental para evitar seguir fumando, si no tienes a nadie cercano del cual apoyarte busca grupo que se dediquen a eso, y también hay sitios en Internet que ayudan a dejar las adicciones.
  • Fija una fecha para dejar de fumar: Marca una fecha del calendario en donde digas que ese día dejaras de fumar, compártela con tus amigos y familiares, y visualiza como a partir de esa fecha ya no serás una persona fumadora. Las personas que más tienen éxito al dejar el vicio son aquellas que lo hacen una sola vez, a cambio de las que lo hacen de manera reductiva.
  • Tira a la basura todos los cigarrillos: Bota todos los cigarrillos y no compres más, porque es muy difícil dejar de fumar si tienes alguno a tu alrededor, elimina también los ceniceros y los encendedores.
  • Lava bien toda tu ropa: Elimina el olor a cigarrillos de toda la ropa con una buena lavada, y limpia también todo tipo de tela que se encontraba a tu alrededor cuando fumabas, como por ejemplo, las cortinas de tu oficina, las sabanas de tu cama, y si fumabas en el carro también debes de lavarlo para sacarle todo el olor que te pueda provocar fumar.
  • Detecta los detonantes que te hacen fumar: Por ejemplo si habitualmente fumaban un cigarro después de comer, cuando te reunías con tus amigos, cuando conducías; busca la manera de cambiar o sustituirlos por algo más. Por ejemplo: come unos caramelos o unos chicles después de comer, cambia los lugares que frecuentas con tus amistades y escoge la sección de no fumadores, usa el transporte público para evitar conducir, todo esto es mientras dejas de fumar.

Medicamentos para dejar de Fumar

Existen muchos medicamentos en la actualidad que podemos conseguir en las farmacias como apoyo en el proceso de dejar de fumar, algunos contienen nicotina y otros no. Antes de ingerir cualquiera de estos medicamentos es importante que acuda a su médico de confianza para que le informe y te ayude a escoger el indicado para ti.  Algunos de ellos son:

  • La Goma de Mascar: Esta es una goma de mascar que no contiene azúcar; pero que si contiene una pequeña cantidad de nicotina en cada pieza, para sustituir el cigarrillo cuando se tienen los bajones de nicotina cuando se esta dejando de fumar. 
  • Parches de Nicotina: Este parche es de fácil uso y es muy eficaz para dejar de fumar, se coloca igual que una curita, por medio de la piel le proporciona al cuerpo cierta dosis de nicotina durante el día, no contiene las otras sustancias tóxicas que el cigarrillo, es por esto que es seguro para salud.
  • Pastillas de Nicotina: Cada una de estas pastillas contiene cierta dosis de nicotina que ayudan a detener las ganas de fumar, son como pastillas para la garganta, no requieres de una orden médica para adquirirla y se consiguen fácilmente en las farmacias.
  • Rociador Nasal: Funciona como un spray descongestionante cualquiera, se vende con receta médica, contiene nicotina pero está libre de las tóxinas que se encuentran en los cigarrillos.
  • Inhalador: Es otro de los medicamentos que requieres de prescripción médica, brinda la nicotina necesaria cuando se tienen el deseo de fumar, al igual que el rociador nasal no contiene los tóxicos que contiene el cigarro.

Tratamientos naturales para dejar de Fumar

Además de los medicamentos de farmacias, también podemos utilizar alternativas más naturales para dejar de fumar, entre ellas se encuentran:

  1. Jengibre: Ayuda a las personas con las reacciones que puede tener el cuerpo al eliminar el cigarrillo, por ejemplo las nauseas y la ansiedad, además ayuda a desintoxicar el cuerpo a través de los poros de la piel.
  2. Valeriana: Esta planta esta muy recomendada para dejar de fumar, debido a que disminuye los niveles de nerviosismo y de estrés, se debe de tomar por las noches antes de dormir.
  3. Acupuntura: Esta técnica ayuda con los malestares que causa la abstinencia, y también ayuda a drenar los pulmones; ademas se utiliza para calmar el sistema nervioso, asimismo disminuye la ansiedad y el deseo de fumar.
  4. Ginseng: Se utiliza para reducir la satisfacción que se siente al fumar; el ginsegn detiene la producción de dopamina que causa la sensación de bienestar igual que lo hace la nicotina.
  5. Hipnoterapia: Por medio de esta otra técnica el paciente se relaja profundamente, el terapeuta lo lleva a un lugar de su subconsciente en donde se encuentra el origen de la adicción al cigarrillo, resolviendo esa dependencia sin crear síndrome de abstinencia.

En cualquiera de estos tratamientos es importante que se tenga el verdadero deseo de dejar de fumar, de lo contrario ninguna de las alternativas dará resultado.

Síntomas que presentan las personas que están dejando de fumar

Si eras un fumador constante es muy seguro que tengas dependencia física a la nicotina, y en el proceso de abstinencia presentes los siguientes síntomas:

  • Nervios alterados y depresión.
  • Dolores de cabeza o de estómago.
  • Sequedad en la boca y dolor de garganta.
  • Fatiga o falta de energía.
  • Apetito demasiado elevado.

¡No te desanimes! Estos síntomas pasarán, solo debes saber manejarlos. Algunas cosas que puedes hacer para lidiar con estos síntomas son las siguientes:

  • Mantén tu mente ocupada, es necesario que te encuentres lo más ocupado posible para que no tengas la necesidad de estar pensando en fumar.
  • Sustituye la nicotina, consulta a tu médico para que te recete algunos chicles, parches, caramelos o inhaladores que sustituyan el bajón de nicotina que presente tu organismo. Debe ser alternativas que estén bajo la supervisión de un médico, no lo hagas por tu propia cuenta.
  • Debes de tener en cuenta que los deslices existen y si no lograste evitarlo, trata de no verlo como un fracaso, a final de cuentas eres un ser humano como todos, solo debes de tratar de tomar el buen camino de nuevo.
  • Recompensa tu propio esfuerzo, ya que dejar de fumar no es nada fácil, puedes usar el dinero que has ahorrado al no comprar cigarrillos, para regalarte algún detalle, como un libro, una camisa o alguna de tus cosas favoritas, al final de cuentas te lo mereces.

Deja tu comentario