Cómo dejar la mente en blanco

Rate this post

Cuando se desea relajar el cuerpo por completo después de tanta ansiedad y estrés, lo más recomendado es tratar de poner la mente en blanco para que los pensamientos no nos atormenten, para lograr desconectar la mente de la vida cotidiana o de las cosas materiales.

Al tratar de poner la mente en blanco estarás entrando en un proceso de autoconocimiento y de autorreflexión que te ayudará a entender mejor las cosas que te rodean permitiendo que tu mente pueda centrarse en un solo pensamiento a la vez. Si haces esta práctica diariamente mejorará notablemente tu salud, con unos cuantos minutos al día será suficiente.

Esta práctica de dejar la mente es blanco es conocida como meditación, que se resume en la mejor opción para reducir los índices de estrés que aumenta cada día debido al ritmo tan acelerado de vida.

Recomendaciones para dejar la mente en blanco

Múltiples estudios han demostrado que realizar este ejercicio de dejar la mente en blanco, ayuda a aumentar la energía, mejora la concentración, disminuye los dolores corporales, elimina la ansiedad y los miedos. Te dejaremos algunos consejos para que te inicies en la meditación poco a poco y puedas llegar a controlar tu mente.

Aunque parezca algo sencillo de hacer, en realidad tratar de poner la mente en blanco no es nada fácil, ya que el cerebro no tiene un interruptor por el cual se puedan prender y apagar los pensamientos. Con constancia y dedicación se puede lograr, solo se necesita tener determinación.

  1. Busca un lugar tranquilo en donde puedas estar en paz y sin ningún tipo de interrupciones, para se te facilite más la concentración y puedas lograr poner la mente en blanco, si encuentras un lugar cerca de la naturaleza es mucho mejor.
  2. Utiliza una ropa exclusiva para la meditación, preferiblemente de color blanco, y que sea muy cómoda. Cuando vayas a realizar esta práctica quítate la ropa que tenías y usa la que destinaste para esto, debe estar limpia y fresca.
  3. Cuando se está iniciando la mejor postura para alcanzar la meditación es acostado totalmente relajado con las palmas hacia arriba y ligeramente despegadas del cuerpo, esta resulta ser la posición más fácil para estar más cómodo a la hora de poner la mente en blanco.
  4. Debes relajarte completamente y comienza a llenar tus pulmones lo más que puedas de aire, luego reten por unos segundos y luego expulsa poco a poco hasta dejarlos sin aire, luego repite nuevamente el proceso varias veces.
  5. Piensa única y exclusivamente en la respiración, en cada detalle de esta, en cómo se agranda tu estómago cuando inhalas y como se vacía cuando exhalas, cuando menos te des cuenta ya no sientes las demás partes de tu cuerpo y solo estarás inmerso en el acto de la respiración.
  6. Al encontrarte en un nivel de relajación elevado que casi ni sientas la misma respiración, empieza a pensar en el color blanco, en algo sin forma, sin color; concéntrate para que no pierdas el rumbo y logres dejar la mente en blanco.
  7. Procura mantener ese estado de relajación todo el tiempo que sea necesario, y cuando tu cuerpo necesite volver a la realidad debes de hacerlo de manera muy lenta, empieza moviendo los dedos de pies, luego lo de las manos, siguiendo por las piernas, los brazo y así sucesivamente.
  8. Además de las recomendaciones anteriores, es importante que trates de realizarlo todos los días aunque sea solo unos minutos, con el estómago vacío, lo indicado seria temprano en la mañana o en la noche antes de dormir.

Beneficios de la meditación

A medida que van pasando los días, si haz practicado la meditación recurrentemente, te darás cuenta como empezarás a sentirte más seguro contigo mismo. Al trascurrir una semana haciendo esta práctica con dedicación se empiezan a sentir los cambios, te sientes con más impulso para alcanzar tus sueños, porque estas directamente conectado con lo que te motiva a conseguirlo, esto es lo que genera el deseo de vivir. Algunos de los beneficios mas comunes son:

  • Ayuda a la digestión
  • Te sientes físicamente más flexible
  • Disminuyen los dolores de cabeza
  • Te sientes con más energía y vitalidad.
  • Ayuda a bajar los niveles de presión arterial.

Es necesario que se comprenda que para llegar a este estado de bienestar, se debe trabajar constantemente en la meditación, esto no cosa de un día, es un proceso que se empieza despacio y que se va desarrollando, hasta que se pueda acompañar por ejercicios físicos y psicológicos.

¿Cómo favorece al cerebro dejar la mente en blanco?

La meditación es considerada en la actualidad como un complemento importante para la medicina clásica, aportando muy buenos resultados, esta práctica beneficia todo el organismo pero especialmente al cerebro, a continuación te lo explicamos de manera más detallada:

  1. Dejar la mente en blanco evita que el cerebro se envejezca: Está comprobado científicamente que las personas que practican la meditación por un período prolongado de tiempo, hacen que el cerebro no envejezca de la misma manera que lo hace el de una persona que no realiza esta actividad, al hacer estudios profundos se puede apreciar que quien medita tiene más materia gris, mostrando también beneficios en otras áreas del cerebro.
  2. Sustituye los ansiolíticos y los medicamentos: Si se hace de manera constante, solo unos minutos de meditación aportan un gran beneficio para las emociones, se cree que tiene un aporte significativo al momento de reducir el estrés y la depresión. Como la meditación tiene la habilidad de entrenar al cerebro para aliviar las molestias, se puede decir que dejar la mente en blanco ayuda a sustituir los medicamentos recetados para la ansiedad, y para los nervios.
  3. Cambia el volumen de algunas partes del cerebro: Investigadores descubrieron que el ejercicio de dejar la mente en blanco, estimulan al cerebro a aumentar el volumen del hipocampo que es el encargado de la memoria y del aprendizaje. Por otra parte disminuye el tamaño de la amígdala que es la responsable del miedo, el estrés y la ansiedad. Esto lo que significa que realizar esta actividad puede cambiar a la estructura biológica del cerebro para nuestro bienestar y para mejorar nuestra calidad de vida.
  4. Mejora la concentración y la atención: La falta de concentración es un problema que afecta a muchas personas de manera negativa en sus vidas diarias, sus estudios y trabajos; con sólo dedicar unos minutos diarios en las mañanas a esta habilidad, se observa una mejoría importante.
  5. Ayuda a mejorar las adicciones: Como el beneficio principal de la meditación en controlar la ansiedad y el estrés, entonces resulta apropiado aplicarlo en los problemas de adicción y dependencia en cualquiera de sus formas, ya sea en las personas que fuman, que ingieren bebidas alcohólicas, o consumen sustancias perjudiciales para la salud. Cada día son más los resultados positivos, gracias a los beneficios que aporta el dejar la mente en blanco.
  6. Contribuye a superar las fobias sociales: inicialmente se utilizaba la meditación principalmente para reducir el estrés y calmar la mente, pero al pasar del tiempo se fue implementando para procesos más puntuales, obteniendo igualmente buenos resultados. Se aplicó para mejorar la ansiedad cuando se está en situaciones que amerite involucrarse e interactuar con las demás personas.

¿Cómo poner la mente en blanco en las mañanas?

Empezar con unos minutos de meditación todas las mañanas te permite afrontar el día con la mente más concentrada y dispuesta a enfrentar todas las situaciones con mucha claridad y serenidad sin estrés y sin inseguridades. Sentirás que tienes más energía y confianza.

  1. Levántate más temprano, por lo menos 20 minutos antes, la idea es relajarse al momento de poner la mente en blanco, si estas con el tiempo justo no te dejaras llevar por la meditación por estar pendiente de que no se te haga tarde para tus obligaciones.
  2. Toma un baño antes de meditar, al refrescarse en la mañana el cuerpo y la mente estarán más despiertos y presentes en la meditación.
  3. Selecciona un espacio para meditar, puede ser cualquier rincón de la casa, o hasta en una silla, lo importantes es que sea cómoda. No es necesario tener velas, música, ni hacer todo un ritual, es una práctica que se hace solo con la disposición de colocar la mente en blanco para que durante el día pueda concentrarse en las cosas que realmente necesitan tu atención.
  4. Siéntate o arrodíllate, para realizar la meditación al inicio del día, es mejor hacerla sentado o de rodillas, como sea más cómodo.
  5. Puedes tener los ojos abiertos o cerrados, lo importante es lograr concentrarse en la respiración para poder relajarse, si empiezas a pensar en las cosas que vas a hacer en el día, intenta concentrarte en el flujo del aire de la respiración.
  6. Usa un reloj con alarma, de esta manera te concentraras en la meditación y no en el tiempo que llevas meditando, cuando tengas más práctica no necesitarás ninguna alarma.

Ya tu cuerpo y tu mente se encuentran listos para enfrentar el día de la mejor manera posible.

¿Cómo dejar la mente en blanco antes de dormir?

Todas las personas tienen problemas de diferentes tipos, dificultades en el trabajo, el pago de la hipoteca, los exámenes finales, los hijos, los padres, entre otros, pocas personas son capaces de desconectarse a la hora de dormir, debido a que es el momento en que la mente no tiene ninguna tarea de la cual ocuparse.

  1. Crea un ambiente en el cual puedas relajarte: Es importante que la habitación tenga un ambiente agradable y propicio para el descanso, regula la luz, coloca la temperatura lo más agradable posible que no esté tan fría ni tan caliente, este sería el ambiente ideal para dejar la mente en blanco sin ninguna distracción.
  2. Toma una ducha de agua caliente: El vapor del agua caliente permite que el cuerpo se relaje, facilitando el proceso de meditación para que te puedas liberar del estrés del día y puedas descansar como se necesita para iniciar el día siguiente con los pensamientos claros para enfrentar las circunstancias que se presenten.    
  3. Utiliza ropa cómoda: Siempre debes utilizar una ropa que sea adecuada para meditar antes de dormir, no utilices la misma ropa con la que pasaste el día, la idea es que después de dejar la mente en blanco y libre de problemas puedas aprovechar para dormir y tener un buen descanso.
  4. Hacer algunos ejercicios de yoga: Estos ejercicios te ayudaran a liberar la tensión que causa el estrés, luego de realizar algunas posturas relajantes, concéntrate en la respiración, toma aire por la nariz y expulsa por la boca de manera suave y tranquila, sin darte cuenta estarás en un nivel de relajación que te permitirá silenciar tu mente y conseguir un buen descanso.    

Cómo enseñarles a los niños a meditar

Si le creas a un niño el hábito de meditar desde temprana edad, lo estarás ayudando a relajarse y le enseñaras a evitar el estrés que le puedan causar los problemas en su vida adulta. Te daremos algunos trucos para que puedas iniciarlo en esa práctica:

  • El primer paso es tener mucha paciencia, es difícil pedirle a un niño que se quede quieto por 20 minutos, es algo casi que irreal, al principio puedes empezar con 3 a 5 minutos de práctica. No se deben obligar, porque se conseguirá el efecto contrario de la meditación.
  • Debe aprender a respirar profundamente, acuéstense cómodamente sin zapatos, con los brazos y las piernas ligeramente abiertas, coloca un juguete en su estómago y pide que tome aire y que lo empuje con su barriguita, luego pídele que bote el aire y que haga bajar el juguete despacio, enséñale tu primero como se hace.
  • También pueden intentar practicar la meditación sentados, se pueden colocar contra la pared para que estén derechos, con los ojos cerrados, pídele que se concentre en el ritmo de su respiración utilizando colores, imagínense que cuando toman aires está entrando al cuerpo un color rojo y cuando expulsan el aire sale un color azul. No se deben utilizar palabras como estrés, problemas, nerviosismo, ansiedad.
  • Utiliza la práctica anterior un par semanas, luego avanza y pídele que imagine lugares de la naturaleza, como un jardín floreado, un campo con muchos árboles y animales o una playa soleada. Cuando estén más expertos cada uno puede hacer su meditación y luego compartir las experiencias.
  • Después que termine la meditación pídele que abra los ojos y que mueva su cuerpo lentamente y deja que te cuente su experiencia y que fue lo que sintió durante la meditación, puede que termine enseñándote cosas que te sorprenderán.

La mejor manera de enseñar a los niños es por medio del ejemplo, es por ello que debes de tratar de realizar tu meditación de la mejor manera posible con constancia y con disciplina.

Deja tu comentario