Cómo dejar de ser Vago

1 (20%) 1 vote

Todas las personas han sentido ganas de no ir a trabajar, de faltar a las clases,  dejar las obligaciones para otro momento. Pero existen personas que tienen esta actitud todos los días de sus vidas, no quieren hacer ejercicios, no quieren comer sano, etc. esto suele venir acompañado de baja autoestima y sentimiento de culpa, debido a que se acumulan las obligaciones se produce más vagancia todavía.

Para superar la flojera tienes que entender que debes de esforzar bastante, puede ser que de vez en cuando seas vago, pero si se hace tu estilo de vida no es nada bueno, ya que esta actitud te está deteniendo a conseguir tus metas y a perseguir tus sueños.

Nadie que tenga éxito es vago, al contrario trabajan duro y se sacrifican para conseguir lo que se proponen, tienen un objetivo y hacen todo lo que sea necesario para alcanzarlo.

¿Por qué las personas son vagas?

La mayor razón por la que las personas son vagas o perezosas es porque les falta motivación, o porque les gusta la comodidad. Si no tienes algo que sea de tu interés serás alguien flojo. Busca motivación para ser más activo. te damos un par de ejemplos de motivación:

Trabajadores que duran hasta diez horas trabajando, lo hacen para lograr el ascenso que tanto quieren o para conseguir muchas ganancias financieras.

Los deportistas, entrenan muy fuerte para lograr conseguir su objetivo principal que es el de ganar competencias y medallas.

Los estudiantes, se levantan muy temprano y pasan muchas horas estudiando, para sacar las mejores calificaciones en sus examenes.

En estos casos puedes apreciar que es lo que motiva a esas personas; si ninguna de estas actividades son de tu interés, debes buscar lo que a ti te gusta, para que la tomes como una motivación para empezar a dejar de ser vago y ponerte activo en lograr el objetivo que desees.

La otra razón de ser vago es la comodidad, debido a que algunas personas se conforman, porque tienen lo necesario para vivir, ya sea porque sus padres se lo proveen, su pareja, sus amigos o alguien en particular. Tienen asegurado donde vivir, que vestir, que comer. Por tanto estas personas no tienen la necesidad de trabajar o de superarse para conseguir las cosas esenciales para surgir en la vida.

¿Cómo dejar de ser vago?

Con estos consejos y con un poco de motivación de tu parte, lograrás dejar la pereza de lado:

  1. Organiza tu espacio; el entorno en el que estas es muy importe para dejar la vagancia, ya que si tu sitio de trabajo o de estudio esta desordenado te desanima a ponerte en acción, en cambio que si está limpio y ordenado te será más fácil ponerte manos a la obra, y serás más productivo. Piensa que organizar tu espacio te llevará solo unas horas, pero el rendimiento que tengas valdrá la pena, verás como todo fluirá, serás más rápido y eficiente.
  2. Realiza una lista de las tareas o de las metas que deseas cumplir al día siguientes, desde la tarea más sencilla como sacar a pasear al perro, hasta las más grandes como culminar un importante proyectos, es decir, que todo lo que te propongas realizar debe estar en la lista por muy sencillo o complejo que parezca, trata de que al inicio no sean tantas cosas puedes partir con cinco a siete tareas y luego ir aumentando la cantidad.
  3. Cumple con todas las asignaciones que colocaste en la lista, un consejo para que completes con éxito estas tareas, es tratar de hacerlas en la mañana y te aseguramos que tendrás una sensación de libertad cuando veas cumplidas las metas y veas que tienes tiempo que te sobra. Otro tips es que comiences por la tarea que menos te guste, que sea más difícil o que dure más, para evitar dejarla de ultima y que te dé fastidio ejecutarla.
  4. El tiempo es tu mejor aliado, si coordinas bien el tiempo en el que vas a iniciar y en el que vas a terminar las cosas por hacer que colocaste en la lista, te ayudará a sentirte más organizado y más estructurado. Ten conciencia del tiempo cuando estas realizando tus tareas para que tengas el control y dures más de la cuenta ejecutándolas, crea una rutina y veras como luego ni siquiera te fijaras en el tiempo porque ya tendrás un patrón de cómo y cuándo hacer tus pendientes.
  5. Vístete bien, es importante que prestes atención a tu aspecto, aunque trabajes desde tu casa debes arreglarte y vestirte para trabajar, si tienes ropa muy cómoda o sin ningún acomodo contribuirás a tu vagancia, si trabajas fuera de casa pero tu lugar de trabajo no necesita que estés muy formal, de igual manera trata de estar muy bien presentado con ropa limpia y bien presentable, aunque no lo creas tu aspecto determina la forma en que tu estado de ánimo pueda estar.
  6. Escoge un día para que sea tu momento de descanso y vagancia, si trabajas en un empresa lo más seguro es que ellos te asignen tu día libre, aprovecha y trata de hacer lo menos posible, y veras como al día siguiente sentirás que estás listo para realizar tus cosas pendientes.
  7. Ten un cuaderno a la mano, este servirá para cuando sepas que debes realizar algo al día siguiente lo escribes en tu cuaderno para luego realizar la lista de las labores pendientes y no se pase ninguna por alto.
  8. Designa a alguien más para que haga las tareas que menos te gusten, puede pedirle ayuda a alguna persona puede ser a un amigo, a tu madre, tu novio, tu novia, para que te haga aquellas cosas que tu no disfrutas tanto, como hacer las compras, contestar los correos, ir al banco, para que tú te ocupes de las tareas que de verdad sean importantes y así no desperdicies el tiempo en tareas que no te gusten, pero que igual se tienen que realizar.

Algunos hábitos que debes adoptar para dejar de ser vago

Cambiar los hábitos no es nada fácil, sobre todo cuando eres una persona a la cual le cuesta ponerse en marcha para realizar nuevas cosas, y le resulta cómodo seguir como está para no tener que ningún esfuerzo. Te indicamos algunas tareas sencillas que puedes tomar como punto de partida para iniciar el cambio de actitud:

  • No pienses que con un solo día de trabajo ya vas es suficiente para lograr abandonar la flojera, puedes ir poco a poco, siempre y cuando sea con constancia y disciplina.
  • Destina un tiempo para el trabajo y uno para el descanso.
  • Inicia realizando una tarea pequeña, como limpiar tu habitación y luego vas aumentando la dificultad hasta que seas tan juicioso que te levantes a las 5:00 a.m. para salir a correr.
  • Empieza el día con un actitud positiva y di en voz alta lo que tienes pensado hacer para ese día.
  • Cuando te levantes de la cama ve directo al baño y toma una ducha o puedes lavarte los dientes y la cara, te ayudará a estar despierto y más alerta para iniciar al día.
  • No le des mucha vuelta a las cosas, si decidiste que vas a hacer algo para dejar de ser flojo, sólo hazlo de una vez, porque si te detienes a pensar en cuándo o cómo lo vas a realizar corres el riego de que la pereza te invada de nuevo.
  • Intenta mantenerte estos nuevos hábitos, cada día te costará menos porque ya te estarás acostumbrando.
  • Cuando estés más activo intenta incluir actividades deportivas que generes fuerza y vitalidad. El sedentarismo contribuye a la vagancia.

Cómo dejar de ser Vago a en diferentes áreas

A nivel académico:

  • Apártate de las nuevas tecnologías mientras estas estudiando, mirar el dispositivo móvil te distrae muchísimo, si lo tomas empiezas a mirar las redes sociales y sin darte cuenta estarás perdiendo tiempo valioso y cuando te des cuenta de que te falta mucho por estudiar te sentirás con pereza de continuar.
  • Encuentra un espacio físico que sea agradable y cómodo para estudiar, mantenlo limpio y ordenado y siempre que vayas a estudiar utiliza el mismo espacio.
  • Asegúrate de que nadie te interrumpa, es mejor estudiar en un ambiente tranquilo sin ruidos y sin distracciones de otras personas.

A nivel Laboral:

  • Ten en cuenta cuales es tu motivación principal y utilízala como motor de arranque, ya sea que quieres alcanzar niveles más altos en tu trabajo o que quieres lograr obtener muchas ganancias monetarias.
  • Busca un empleo que te llene tus necesidades o que te ayuden a alcanzar el trabajo anhelado para ti, ya que si estas en un trabajo que no te guste pero ni un poquito siempre tendrás flojera de llegar temprano o cumplir con tus obligaciones.

A nivel Físico:

  • Encuentra un deporte o la actividad que más te guste.
  • Atrévete a realizarla y verás que después de que la ejecutes tendrás una sensación de bienestar que te llevará a querer repetirla.
  • Busca un apoyo o un compañero que quiera compartir tu actividad física para que así te sientas acompañado y apoyado y la disfrutes más.

A nivel Social:

  • Piensa que si vas a verte con amigos de seguro te divertirás y la vas a pasar bien.
  • Comprométete con tus amigos de estar en el lugar acordado, y que no les vas a fallar, verás cómo una vez que te encuentres con ellos lo disfrutarás porque vas a pasar un momento diferente y más divertido que estar acostado en tu sofá.
  • Puedes ir a lugares que te atraigan o que te parezcan divertidos para que no te de tanto fastidio de ir.

Consejos prácticos para dejar la vagancia

  1. Analiza las causas: Piensa que es lo que te produce la vagancia, si es que te falta motivación, si piensan que te va a llevar mucho tiempo, o si eres perfeccionista y la idea de que no te van a salir las cosas bien, entonces prefieres no hacerlas.
  2. No pienses actúa: Muchas veces tardas más en darle vueltas al asunto que el tiempo que en realidad te toma hacer la actividad. No lo pienses sólo hazlo.
  3. Es peor en tu cabeza que lo que es en realidad: Al pensar mucho en lo que tienes que hacer, por tu misma flojera le buscas más complicaciones a tus deberes de lo que son en la realidad.
  4. Organiza tus obligaciones: una manera eficaz de cumplir con tus asignaciones es realizar las tareas más difíciles o las menos agradables de primero y luego ir haciendo las más fáciles, esto te animará a continuar.
  5. Ponte metas que puedas lograr: Tienes que saber hasta dónde llegan tus capacidades para que a partir de ellas traces tus metas, también es importante darte un tiempo prudencial para culminarlas.
  6. Premia tu esfuerzo: Cuando logres culminar algo que te cuesta o que no te gustaba tanto, recompénsate, será parte de tu motivación.
  7. Utiliza la rutina como tu aliado: cuando creas horarios y realiza las actividades todos los días a la misma hora, llega un momento en la que las haces sin tener que pensarlo mucho porque ya se han convertido en un hábito en tu vida.
  8. Recuerda tu sentimiento: De seguro cuando veas que tienes éxito con el plan que aconsejamos, te vas a sentir feliz y orgulloso de ti mismo, sólo debes de recordar esa sensación cuando vayas a continuar o cuando te empiece a aparecer la vagancia en tu camino.

Dejar de ser vago no es una tarea imposible, solo tienes que cambiar algunos aspectos de tu vida y ser constante, sigue los consejos que te dejamos anteriormente y seguro serás una persona más activa. ¡Animate!

Deja tu comentario